Perfil del director del Salón de Terapia Kasuiryuseitaijutsuin en Tokyo

Perfil del director del Salón de Terapia Kasuiryuseitaijutsuin en Tokyo

 

Yoshimasa Mizukoshi nace en Musashinoshi, en Tokyo (Japón), en el año 1958. Es de esas personas con una sensibilidad humana innata y mucha curiosidad, gran perseguidor de sus metas.

Ya desde su infancia comenzó a desarrollar sus facetas de artes marciales y terapeuta de Seitai, por lo que posee una extensa experiencia en muchos conocimientos sobre varias terapias alternativas.

El primer contacto que tuvo con dichas terapias fue en formación marcial, que comenzó a sus 10 años de edad aprendiendo Judo en la comisaría de la ciudad de Musashino, casi en la misma época en que conoció y experimentó de manera autodidacta el Seitai, originalmente como una variación de la quiropráctica primitiva que se ha desarrollado en Japón, de lo cual hablaremos con más detalle, y se dispuso a estudiarlo a su manera.

A los 23 años, habiéndose graduado por la facultad de lenguas extranjeras en la especialidad de lengua castellana, llega a Madrid (España), para perfeccionar sus estudios sobre esta lengua, que se prolongó durante 4 años, realizando un curso para extranjeros de un año en la Universidad Complutense de Madrid y también a través de la Escuela Oficial de Idiomas de Madrid, hasta que aprobó el examen consiguiendo su "Certificado de aptitud en el idioma español", expedido por el Ministerio de Educación y Ciencia español.

西語プロフィール用(サイト用).jpgMientras residía en Madrid como estudiante del idioma, iniciaba su carrera de terapeuta de Seitai de manera semiprofesional.

Destacan especialmente sus primeras experiencias con clientes, por lo que se las presentamos a continuación.

A finales del año 1983, Mizukoshi practicaba el acompañamiento de guitarra para el baile en el estudio "Amor de Dios" en Madrid, a donde acudían muchas bailaoras del mundo para perfeccionar su arte flamenco. Allí conoció a una bailaora japonesa que le habló de una amiga suya que había bailado en el Ballet Nacional de España, pero debido a un accidente de tráfico ya no podía levantar el brazo derecho ni hacia delante ni lateralmente. Su pregunta era si él podría tratar las secuelas del accidente sufrido por su amiga, a lo que él respondió afirmativamente, convirtiéndose en su primera cliente.

En sólo 4 sesiones, la cliente alcanzó a levantar su brazo derecho hacia arriba, lo que le permitió volver a bailar flamenco a pesar de que ya había renunciado a ello tras la intervención quirúrgica y rehabilitaciones postoperatorias recibidas.

Un mes después, llegó su segundo cliente. Se trataba de un joven guitarrista flamenco que sentía mucho dolor en sus antebrazos debido a sus entrenamientos diarios con la guitarra, ya que se estaba preparando para participar en el "Premio Nacional de Guitarra Flamenca en Jerez de la Frontera, (Cádiz)" que se celebraba en Andalucía. Mizukoshi comprobó que sus músculos estaban demasiado endurecidos. Sólo pudo aplicarle una sesión, ya que al día siguiente el joven debía partir de Madrid a Andalucía. Aún así, parece ser que le sirvió mucho, ya que el joven ganó dicho concurso.

Mizukoshi recuerda incluso a su tercera cliente. Se trataba de la esposa de un amigo suyo al que fue a visitar a París. Ella llevaba una temporada quejándose de que se sentía cansada constantemente, y su nervio estaba muy tenso. Al parecer, llevaba varias semanas sin poder relajarse ni física ni mentalmente. Fue el primer caso en que Mizukoshi Yoshimasa pudo usar sus terapias manuales físicas para generar a la cliente un estado de relajación muy profunda, la cual se encuentra dominada por el nervio parasimpático.

Es así como, a pesar de que aún no había realizado terapia a muchos clientes mientras estudiaba la lengua castellana en Madrid, muy lejos de su patria chica, Tokyo, iniciaba su carrera como terapeuta semiprofesional, acumulándose gradualmente las experiencias terapéuticas más importantes.

Después de los 4 años de estancia en Madrid como estudiante regresó a su tierra en Tokyo. Allí comenzó a ganarse la vida como intérprete tecnológico de la lengua castellana y japonesa durante más de 25 años, y como terapeuta profesional, había continuado mejorando los dolores de sus clientes con las técnicas de terapia alternativa que él mismo fue desarrollando basándose en sus amplios y profundos conocimientos y experiencias.

Hace unos 8 años sufrió unos dolores que le fueron empeorando en poco tiempo, quedando con una serie de síntomas como hernias vertebrales y estenosis del conducto vertebral en su zona lumbar*, por lo que decidió centrarse en recuperarse. Lo logró después de unos 6 meses, sólo gracias a sus ejercicios activos rectificadores e intra-articulares, combinados con autoestiramientos especiales de más de diez tipos diferentes. Tras medio año, decidió dedicarse totalmente a difundir y realizar la terapia realizada sobre sí mismo, dejando el trabajo de intérprete que tanto le gustaba.

Durante casi 6 años más todavía realizó trabajos de intérprete, estudiando al mismo tiempo las terapias y técnicas que creía le faltaban para completar su propio sistema de terapia, y a mediados del mes de noviembre de 2011 inauguró su propio salón de terapia, Kasuiryuseitaijutsuin. En la actualidad, es director de Kasuiryuseitaijutsuin, que significa "Salón de Seitai de la escuela Kasuiryu" (Fuego y Agua Equilibrados), y está tratando clientes que principalmente sufren de todos los tipos de Yôtsû: lumbalgia y Katákori.

Todos los que le conocemos sabemos muy bien que Yoshimasa Mizukoshi se dedica hoy día, al mismo tiempo que ayuda a mucha gente curando sus dolores y evitándoles someterse a intervención quirúrgica, a estudiar con mucha dedicación otras terapias manuales nuevas para ir mejorando y perfeccionando cada vez más su sistema de terapia, realizando así sus sueños.

* Los síntomas sufridos constaban de lumbalgia radiante fuerte en el hueso sacro situado en la parte central de la pelvis, ciática, claudicación intermitente, dolores agudos y crónicos en pelvis, entumecimiento de glúteos, parálisis parcial y punzadas en muslo y pierna derecha, debidas éstas a hernias vertebrales o discales en dos puntos lumbares, al síndrome del firiforme y a la estenosis del conducto vertebral en la zona lumbar.

 

 

▲このページのトップに戻る